Inicio de trabajo de campo en Leticia – Amazonas

Como inicio este primer recorrido:

Era mi primera vez en esta ciudad de Colombia, y muy poco lo que sabía de esta región. He vivido la mayor parte de mi vida en entre Tunja y Bogotá, así que pensar en Leticia o el Amazonas como tal era algo muy alejado de mi mente, siempre me ha gustado viajar y un día sin pensarlo mucho dije bueno pues quiero viajar, pero con un sentido mas social que como un turista tome el mapa de Colombia y ha ojos cerrados mi dedo apunto en la región del Amazonas y ese mismo día compre los tiquetes a Leticia la capital del Amazonas en Colombia.

Bueno ya teniendo tiquetes pase a la segunda parte de organizar el verdadero objetivo social de esta visita al Amazonas por primera vez en mi vida.

Inicie por investigar primero sobre esta región y bueno no fue nada fácil a pesar que hay algunas cosas del Amazonas en internet no es muy fácil encontrar sobre proyectos sociales allá. Y es tan escasa la información que sale con respecto a temas de educación que era uno de las cosas que interesaba mas conocer junto de la preservación de las especies que están siendo extintas. Finalmente decidí que eso no me serviría de mucho, así que busque ong que trabajaran ya con estas culturas desde Bogotá, pero no me fue bien cuando manifiestas que quería hacer un trabajo social en el Amazonas y ayudar o ser un voluntario pensaron que era una persona con muchos recursos y que lo mejor sería dar a ellos una donación, pero ese no era mi objetivo si quería compartir con estas culturas pero quería conocerlas personalmente.
No perdí más tiempo en esto y decidí empezar mejor a organizar bien mi 1 primer objetivo, el cual era conocer las culturas indígenas que habitan en esta región, sus niños y el sistema de educación que funcionan en estos resguardos una vez que estuviera allá.

Con los recursos que tenía ahorrados para este viaje llene mi maleta de 23kilos de carga con solo camisetas que compre y algunas tulas ecológicas que hice. Tuve la fortuna de quedarme dormida en la zona de embarque del aeropuerto el dorado en Bogotá, pues el día anterior había tenido tanto trabajo que si apenas había dormido un par de minutos. «Bien dicen que de algo malo que te pasa trae consigo cosas buenas te pueden suceder» y así fue.

Haberme dormido fue un descuido que luego me ayudo para llevar otra maleta más. La aerolínea con la que viajaba fue muy amable con la situación que se me presento y comprendieron lo que quería hacer y que comprar un nuevo tiquete ya no sería posible para mis recursos, aparte que en esa época solo existía un vuelo diario a Leticia y solo dos aerolíneas que tenían vuelos comerciales desde Bogotá así que los pasajes era demasiado costosos, pero mi maleta con todas la camisas ya estaba en el avión rumbo a Leticia, la aerolínea me ayudo dándome un nuevo tiquete sin costo nuevo y me permitió viajar al siguiente día con una maleta más de carga sin costo esto fue una fortuna para mi podría llevar más de las cosas que había comprado como colores y que por falta de espacio y peso para mi espalda no podía cargar en la maleta anterior, así que llene otra maleta con 23 kilos de solo cajas de colores y viaje con esto a Leticia.

Ya en el aeropuerto de Leticia la primera maleta que estaba llena de pequeñas camisetas para los niños de las amazonas, había sido guardada en el puesto de policía del aeropuerto así que me dirigí a pedirla y  aproveché de comentar a la policía lo que quería hacer en Leticia, cuál era el motivo de mi viaje esta ciudad, así que me llevaron al comando de policía para explicarme las zonas que podría visitar y conocer su oficina de prevención social y saber la labor que ellos realizan con las comunidades en temas de educación y prevención con los jóvenes.
«Leticia cuenta con un comando de policía muy bien organizado y grande donde la mayoría de policías son nativos de la región y muchos son descendientes de los grupos indígenas que existen esta región. En el comando fueron muy amables y tuve la suerte de a pesar de ir sola contar con el acompañamiento y apoyo de ellos».
Organice los obsequios para dar a todos los niños que conocería en aquellos resguardos con la compañía de la policía de Leticia, estaba tan emocionada que ese día ni dormí de solo pensar en cómo sería ese primer encuentro con esas comunidades indígenas, conocerlos y aprender sobre ellos y sus formas de vida.

El segundo día en Leticia muy temprano fui al comando de policía para iniciar el primer recorrido. Ya con todo listo y junto a los patrulleros de la oficina de prevención que me acompañaría iniciamos por los kilómetros aledaños a Leticia, saliendo así de la parte urbana dirigiéndonos a una pequeña vía con un solo carril que está construida prácticamente solo hasta el kilómetro 18 luego solo hay selva con algunos pequeños caminos.

Fue muy interesante hacer este recorrido pues se empiezan a ver las pequeñas comunidades de algunos resguardos indígenas Uitotos, formadas cerca a los kilómetros, también hay algunas pequeñas escuelas en las cuales estuvimos compartiendo ese día con los niños dándoles el obsequio que les lleve y escuchando sus historias sobre sus escuelas y la forma de educación que reciben. Fue bastante emocionante para mi era algo indescriptible y nuevo me sentía muy afortunada por tener la oportunidad de estar con estos niños y de conocer sus escuelas fue una gran reflexión y saber que debemos ayudarles pues ellos también hacen parte de Colombia y tienen derecho también a una buena educación con escuelas dignas para recibir sus clases.

Ese día fui a conocerlos y darles un obsequio pero fui yo quien recibió más de ellos, sus sonrisas y amabilidad valen más que cualquier cosa.

El tercer día continuamos recorriendo en otras escuelas y parte de estas poblaciones.

El cuarto día visitamos otras comunidades un poco más adentradas a la selva, conocí de la actividad que realizan en la elaboración de artesanías. Esto fue bastante interesante pues nunca había tenido la oportunidad de ver realmente una artesanía del amazonas y menos como eran elaboradas y lo bonitas que son tan bien talladas, es un arte de admirar como las elaboran estos indígenas artesanos que mediante ellas buscan preservar sus costumbres y reflejar parte de lo que es el amazonas.

El quito día visite algunas chagras o lugares de cultivo adentrados en la selva; conocer la forma de agricultura de los indígenas de esta parte fue muy agradable y lleno de aprendizaje, en el Amazonas existen variedad de frutos únicos y deliciosos como el copoazul, araza y muchos más que son sembrados de casi forma orgánica en la selva.

El día seis seria mi último día de recorrido esta visita ya fue más de explorar y conocer el gran rió amazonas así que estuve contemplando los mágicos atardeceres que se ven en esta parte del rió amazonas las culturas que viven en sus laderas y en la parte mas selvática.

OTRAS COMUNIDADES DE COLOMBIA

Guajira

Trabajo con comunidades
de la alta Guajira

Pacifico

En Buenaventura
con actividades culturales

Usme- Bogotá

Apoyo en las actividades
de Primavera

“Vida Colombia Agradece el apoyo y acompañamiento de la unidad de Prevención que hace parte del comando de la Policía Leticia – Colombia.”

Quieres hacer parte del equipo de voluntarios acompañándonos en las visitas a las comunidades.

Abrir chat
Conoce como podemos ayudar
Hola somos Vida Colombia org, Conoce como podemos ayudar, escríbenos o déjanos tu mensaje